Vacaciones

 

Vacaciones. Compensación.

En nuestro ordenamiento jurídico-laboral, el pago compensatorio de vacaciones es una figura excepcional que no constituye un derecho del trabajador ni una obligación del empleador, sino que se produce por un acuerdo de ambas partes y únicamente cuando se constate la presencia de circunstancias justificadas que hayan impedido al trabajador disfrutar de sus vacaciones. El pago compensatorio de vacaciones únicamente aplica sobre el exceso del mínimo de dos semanas de vacaciones por cada cincuenta semanas, y siempre que no supere el equivalente a tres períodos de vacaciones acumulados. El cálculo de las vacaciones objeto de compensación, se obtiene al sumar todas las remuneraciones ordinarias y extraordinarias devengadas por el servidor durante las respectivas cincuenta semanas, dividido entre el número de meses laborados, a efecto de establecer el salario promedio mensual. Dicho salario se divide entre 30, cuando el pago es quincenal o mensual para determinar el salario promedio diario, lo cual se multiplica por el número de días por compensar. Cuando el pago se produzca durante la ejecución del contrato laboral tendrá carácter salarial y por lo tanto afecto a la aplicación de cargas sociales, tributarias y cualesquiera otra que establezca la ley. Por el contrario cuando el pago de verifique una vez que la relación ha terminado, el pago se reputa como una indemnización ajena a aquellas cargas y obligaciones. Oficio 5212 del 10 de mayo del 2002 (DAGJ-776-2002).